La Unión de Trabajadores de la Educación, UTE-CTERA, participó junto a la comunidad educativa de la Escuela de Cerámica nº 1 del abrazo realizado hoy al mediodía al edificio de la calle Bulnes 45. Familias, estudiantes y docentes rechazan desde fines de 2018 el traslado compulsivo que pretende el Gobierno de la Ciudad y que fue frenado por dos fallos judiciales. Desde hace años la comunidad de la escuela viene reclamando la ampliación mediante la compra del edificio lindero. El Gobierno de Rodríguez Larreta desoyendo este pedido decidió el traslado al edificio de la Escuela de Arte “Rogelio Yrurtia” ubicado a siete kilómetros de la sede de Bulnes. Esto pone en riesgo la continuidad de la cursada de la mayoría de los estudiantes y también las fuentes de trabajo de muchos docentes que por sus cargas horarias no podrían trasladarle a tanta distancia.
En la jornada de hoy hicieron uso de la palabra docentes, estudiantes y familiares reivindicando el reciente triunfo de la educación pública en relación al frustrado cierre de las secundarias nocturnas que pretendía la Ministra Soledad Acuña. Esa marcha atrás que tuvo que dar Horacio Rodríguez Larreta muestra que el camino de la lucha en unidad es la vía para defender la escuela pública. También acercaron su adhesión centros de estudiantes de distintas escuelas y la comunidad de la Escuela Media nº 3 del Distrito 10º, que Larreta pretende cerrar con la excusa del traslado del CENARD motivado por la especulación sobre el valor del metro cuadrado y el negocio inmobiliario.

 

El secretario General de UTE, Eduardo López, aseguró que “para nosotros el valor de la escuela de Cerámica es mucho mayor que cualquier negocio inmobiliario, que las fortunas sumadas de Macri, Dujovne y todo su gabinete. Porque el valor de la Educación Pública, el amor entre la comunidad educativa y los docentes, no se compra ni se vende. Por eso, así como ganamos al lograr que no se cierren las escuelas nocturnas, vamos a seguir peleando para que ‘el Cera’ no se vaya”. Y agregó: “no se va a ir, los que se van ir son Larreta, Acuña, Macri… y cuando ellos sólo sean un mal recuerdo en nuestro país, la escuela de Cerámica segura estando en este edificio enseñando, resistiendo y soñando.”
Además, adelantó que la UTE continuará las acciones legales contra el traslado el día de mañana aportando a la justicia porteña más testimonios y prueba.

COMPARTIR